A veces nos esforzamos en encontrar vinos especiales, con cosas especiales, notas únicas, grandes marcas, a veces lo conseguimos y a veces no . Pero cuando buscamos un vino,  que nos guste por sus características, vinificación, tipo de uva o el buen hacer del enólogo de tumo en tal o cual bodega, que casi siempre y lógicamente , dependiendo de nuestros gustos, acabamos hablando con muchos adjetivos, que pueden ser buenos o menos buenos, según nuestro estado de ánimo, serán mejores o peores.

Si un vino nos cuesta más de 20 euros casi seguro que nos gustará, mientras que si compramos un vino de 5 euros es posible, que le encontremos algún que otro defecto, no debería ser así, porque hay grandes vinos a precios asequibles. El coste del vino influye en nosotros sugestivamente, por eso lo ideal es probar vinos sin mirar marcas ni por supuesto precios.

Por eso cuando te dan un vino, sin nombre, sin enólogo conocido y sin bodega importante , que nos queda? El vino simplemente.

Este mes de enero , tuve la suerte de estar de vacaciones en Galicia, hubieron varias comidas familiares, muy entrañables y emocionantes. Entre ellas hay una mención especial , la de casa de Blanca y Antonio: nos juntamos unas 19 personas alrededor de una mesa , con platos gallegos y  cocinados por gallegos : Blanca que cocina de maravilla, nos deleitó  con un Pulpo a la Gallega , Hígado de cerdo encebollado y un plato que me trae muchísimos recuerdos de infancia : Chorizo con cachelos . Cachelos , son patatas hervidas que se dejan blancas y secas, (sirven de acompañamiento a platos de carne y pescado). Es un sabor único , que tengo grabado en mi corazón , me transporta directamente a mi infancia , ese calor de hogar, de comida en familia , ese olor a leña  , esos inviernos fríos de Galicia…..

En esta cena conocí , a una gran persona , Sebastian Garcia un experto vinicultor, que con poquísimos medios hace estupendos vinos , que regala a amigos y familia . Es una persona que disfruta hablando de uvas, vinos, barricas y tipos de vinificaciones .

En la mesa había diferentes vinos y cual fue mi sorpresa , cuando me dijo que él había elaborado dos de ellos . El primero un vino blanco , hecho de Godello y uvas de Jerez , con una proporción del 85% de Godellos y el 15% de Jerez, la proporción era perfecta, un vino con notas cítricas y dulces , pero fresquisimo en boca . En cuanto al negro, estaba genial ,  tinta fina con mencia al 50% , pero fermentado en diferentes barricas , el resultado casi inmejorable, una fruta madura, intensa , algo de acidez , pero en su justa medida .

Excelente comida, excelentes vinos , excelente conversación y compañía , que más se puede pedir.  Gracias y enhorabuena señor Sebastian Garcia , por todo .

su_pastel_vinos_montse_vazquez2su_pastel_monts_vazquez3su_pastel_montse_vazquez4